«

»

Ene 22

Tortilla de calamares sin esfuezo y sin tener que freir nada

Tortilla de calamares sin esfuezo y sin freir nada v2

 

Bueno, queda oficialmente inaugurado el recetario de NSF.

Como en todas las casas españolas, nos chifla la tortilla de patatas. Es un plato que solemos reservar para celebraciones cuando nos juntamos la familia o los amigos, por eso, si un día entre semana hay tortilla para cenar, es sinónimo de fiesta. Pero (y todo lo dicho antes de un pero queda inmediatamente desacreditado por esta partícula) también hay que reconocer que da bastante trabajo. Lo peor probablemente sea que hacen falta ingentes cantidades de aceite para freír las patatas (un pequeño pecado venial contra la dieta diaria) y que si no disponemos de una madre cerca que para que nos auxilie, a veces darle la vuelta termina por convertirse en un auténtico festival de huevo crudo chorreando por la cocina.

Esta receta funciona por dos motivos. En vez de frita, la patata se confita en el huevo a fuego medio, evitando el abuso de aceite y consiguiendo una patata jugosísima con una textura muy curiosa y sin duda, más saludable. Además como el huevo está bastante cuajado, resulta muy sencillo darle la vuelta. Por último, los tropezones de calamar le aportan un toque diferente, casi parece que sustituya a la cebolla por su dulzor y en general; la tortilla entera cambia transmitiendo una sensación parecida al placer que deja un guiso de invierno.

Ingredientes (Para que 4 personas disfruten como si fuera un día de fiesta)

  • 5 Huevos
  • 350 gr patatas con piel
  • 100 gr de calamar (por supuesto un calamar bueno, aunque sea caro, dará un sabor increíble a la receta, pero igualmente se podría hacer con chipirones o con un calamar de pota mucho más barato).
  • Cebolleta (testimonial, pero soy de los que no concibe la tortilla sin cebolla…)
  • Sal
  • Aceite
  • Algún tipo de picante

Preparación

  • Pelar las patatas y en vez de trocearlas a cuchillo, utilizar un pelapatatas o una mandolina para obtener mondas de patata muy finas. Este paso es fundamental e irrenunciable, si no utilizáis este instrumento no conseguiréis el grosor adecuado y la tortilla quedará cruda. Si no tenéis, haceos con uno que valen dos duros y además pelar patatas se transforma en un placer.
  • Cascar cuatro de los huevos (reservar uno) y batirlos. Añadir las patatas, un poco de cebolleta en rodajas finas, y el calamar troceado en trozos no demasiados grandes. Como los huevos muchas veces varían de tamaño, éste es el momento adecuado para poder ajustar la cantidad de patata y calamar que consideréis necesario.
  • Añadir sal, el último de los huevos y volver a mezclar todo. Tener en cuenta que las patatas no van fritas y que por tanto, para que quede jugosa agradece bastante que haya más proporción de huevo que en una tortilla normal. (Si quisierais, este es el momento para añadirle alguna otra especia, clavo quizás, o un poco de eneldo o una hoja de laurel… eso, la manía de cada uno).
  • Poner al fuego una sartén honda de unos 15 cm de diámetro (los tiempos están pensados para cocinar una tortilla alta, como de dos centímetros) y calentar fuerte un buen chorro de aceite. Cuando coja temperatura, añadir la mezcla y bajar a fuego medio (en mi vitrocerámica 5,5 sobre 10), medio tapar con un plato y dejar cocinar durante veinte minutos. Es un buen momento para empezar a limpiarlo todo, poner la mesa, preparar una ensalada… una de las mejores cosas de estas recetas es que se ahorra bastante
  • Pasado ese tiempo, más de la mitad de la tortilla tiene un aspecto cuajado y por encima el huevo empieza cocinarse. Darle la vuelta, subir un poco el fuego y mantenerla otros 12 minutos. Pasado este tiempo, apartar la sartén y dejar reposar unos minutos.
  • Finalmente servir la tortilla en la fuente deseada. Si os fijáis en la foto, podéis observar cómo está espolvoreada por encima con unas escamas rojas. Sí, eso es picante, y además es indispensable para terminar de convertir la receta en una experiencia divertida. Que nadie se alarme, no es necesario que sea extremadamente picante, eso es a vuestra elección, pero un puntito es fundamental.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: