«

»

Mar 27

Sobre por qué Tarantino necesita echarse novia, para qué sirve un productor, The Martian y la interminable historia del bricocine

Me chifla Tarantino. ¿A quién no? Cómo mínimo tiene dos obras innegables, Reservoir Dogs y Pulp Fiction. Y quizás no sea el primero (discutible), pero sin duda es el mejor cineasta Pop hasta la fecha.

¿Significa eso que todo lo que hace es sublime? Difícilmente nadie podría defender tal afirmación.

Por poner un ejemplos, desde Death Proof cada vez hay más diálogos que no suenan naturales y te sacan un poco de la tensión de la trama. Véase el monólogo final de Caradine sobre Superman en Kill Bill… el monólogo es cojonudo, pura filosofía,… pero por favor, un super asesino enfrentándose a otro super asesino reflexionando sobre superman… venga hombre… después de eso Uma Thurman tiene que ser muy hijadeputa para no perdonar a Bill y echarle un polvazo ahí mismimito encima de la alfombra, que se nota que el chaval lo está pasando mal (y es que en general, en Kill Bill, el único problema de una cinta que me encanta es que falla la base, el sentimiento de venganza de Uma Thurman no resulta creíble, en ningún momento el espectador siente deseos de vengarse de Bill, aún menos cuando descubrimos a ese Bill padrazo cuidando de la niña,…)

¿Y qué me decís de los bastardos que ni siquiera salen en la película? No se ha visto otra cosa igual desde que Alejandro Dumas se permitió el lujo de titutar  a su novela “Los tres Mosqueteros” cuando en verdad el protagonista era D’Artagnan (y aún así, los mosqueteros aparecen bastante más que los bastardos).

Sin embargo ahí no queda la cosa, según pasa el tiempo, nos enfrentamos a un problema aún más grande. Tarantino está solo.

Tiene 50 años y está solo. No tiene novia, no tiene hijos. Después de cortar con Mira Sorvino primero, y con Sofia Coppola después, parece que a su lado, tan sólo le queda su precioso cine y productores con símbolos de dolar en vez de pupilas. Los mismo productores que se han forrado con cada nueva película del director de Tennessee.

tarantino

Veo “Los odiosos 8” (me gusta más esta traducción) y no puedo entender se ha quedado fuera de los oscar frente a otros bodrios, como por ejemplo “El puente de los Espías”. Y aún así, aunque me lo haya pasado en grande con la segunda mitad de la película no dejo de lamentarme al ver como se ha estropeado el producto con esa hora larga, larga, larguísima de la escena de la diligencia…

Entiendo perfectamente los motivos de esta escena. (Atención no hay ni un sólo spoiler).

En la mente de Tarantino, todos y cado uno de los odiosos necesitaba su presentación estelar, su mismo trozo de protagonismo… Es casi un problema básico de escritura, todas las partes deben tener una duración similar… sin embargo, este no era el caso. Hubiera bastado con que Kurt Russell recogiera a Samuel L. Jackson a mitad de camino y los dos fueran a la cabaña y una vez allí, a media noche apareciera el sheriff interpretado por Boy Crowder (Walton Goggins en la vida real)… pero eso no ha pasado… Allí no había nadie para parar a Tarantino… Un niño huérfano de padre, que abandonó el instituto y que pasó su adolescencia trabajando en un cine porno primero y después, en un videoclub legendario. Que encontró Lawrence Bender y a los maravillosos hermanos productores, (léase, los Weinstein) y llegó la fama mundial.

Pero todo eso fue antes. Ahora está solo. Sin novia, sin hijos, sin familia… solamente el cine y unos productores con la mirada enceguecida por el dinero, los oscars y para los que Tarantino es tan sólo otro símbolo de su éxito personal.

Entonces, ¿qué ocurre cuando el otrora ( 😉 ) enfant terrible de Hollywood se presenta con un mamotreto de 2:30 minutos? Que se nota que ahí no hay nadie que esté junto a él por las noches, tumbado en la cama con las luces de las mesillas de noche encendida, leyendo el guión juntos y con la autoridad moral plena que solo confiere el amor para decirle: “Mira cariño eres un genio pero recorta macho que te estás cargando la película”.

Por desgracia, parece que lo único que le queda es un par de productores de cine con el símbolo de dolar clavado en los ojos, que le dejan hacer “cualquier cosa” que quiera porque total, ellos se van a hinchar a ganar pasta… (entiéndase  que por supuesto, los odiosos no son cualquier cosa).

tarantino

 

Esa debería ser la verdadera tarea de un productor: defender las obras maestras para el cine. Y es que, aunque se olvide, aunque no se tenga en cuenta, o simplemente se ignore, un productor de cine, es un artista, de hecho el Oscar a la mejor película lo gana el productor (y quizás sea la única forma de arte que inventaron los yankees).

Una labor clásica de un gran productor-artista consiste en encontrar una idea original (digamos una novela El puente sobre el Rio Kwai), conseguir un buen equipo de guionistas que sean capaz de adaptarla a la gran pantalla (Pierre Boulle, Michael Wilson y Carl Foreman), pensar en el director adecuado para filmarla (David Lean) y cuales son los mejores actores para interpretarla (un semidesconocido entre el público americano Alec Guinness – Obi Wan- y una estrella rutilante, William Holden)… Así eran antes los grandes productores. Sin embargo las más de las veces, lamentablemente, un productor sólo está interesado en un producto industrial con el que poder conseguir un pelotazo (por cierto es indiscutible que hay productos industriales muy bonitos, por ejemplo las Vespas).

Algo parecido me ocurre con The Martian. Resulta una película tan bonita/buen rollo/amable que casi parece un precioso juguete fabricado por Hasbro.

Hace un par de años sucedió un hecho singular en Hollywood. De repente Alfonso Cuarón re-descubre al mundo, que se puede volver a hacer cine-autor sobre el espacio, el gana el Oscar al mejor director y los productores se embolsan más de 700 mm de dolares. Eso es mucho dinero… mucho muchísimo… Espera un momento, si yo fuera productor no lo dudaría, ¿quizás el cine del espacio vuelva a estar de moda? ¿Quizás vuelva a haber un público para películas del espacio? No es nada original, ya pasó muchas otras veces, cuando se vio que había un público para películas de romanos, hubo cientos de producciones que derivó hasta tener su propio género de serie B. Lo malo precisamente es eso. Cuando a los productores ya no les importa la calidad de la obra porque siempre hay un público incondicional al que tampoco le preocupa.

Nadie me malinterpréte, en ningún momento estoy diciendo que “The Martian” sea una mála película, simplemente que transmite la sensación de una obra que ha nacido, vive y respira para ganar dinero. La fórmula parece sencilla. Todo empieza cuando un productor después de ver la pasta que han obtenido con Gravity quiere aprovechar el tirón porque cree que hay un nicho de mercado para “buenas” pelís del espacio. Lo primero de todo hace falta una buena historia. Alguien da con la novela de Andy Weir “The Martian” que por lo que se ve ha sido todo un fenómeno de la autoedición a través Amazon (nada que criticar a la novela porque no la he leído, sin embargo he repasado críticas y la mayoría coincide en que uno de sus principales hallazgos es su precisión científica… bueno luego volveremos sobre eso). Y parece ser que los productores encontraron exactamente lo que buscaban y que la novela constituye un caldo de cultivo excelente para una buena película. Llega el momento de elegir a alguien que se haga cargo del proyecto. Un tio solvente, con reconocido prestigio de directory en el que se pueda confiar que no va intentar desbordar la película con afanes filosóficos. ¿Quién mejor que Ridley Scott? Un director cuya arbitraria filmografía cargada de altibajos me desconcierta, no puedo evitar pensar que tanto él como su hermano están más obsesionados por la técnica de la filmación que por el conjunto de la idea y ya no sé si es que realmente no les importa o simplemente no las tienen. Otra vez nadie malinterprete mis palabras, el bueno de Ridley tiene meritos más que suficientes para figurar en el olimpo del cine (aunque su nombre en una película ya no me diga nada).

Por último, si queremos que una película tenga éxito, después de poner la pasta necesaria en buen guión y un buen director, necesitamos una estrella. Matt Damon. Buñuel decía que el hecho de que Hemingway, al que consideraba regular, hubiera ganado un premio Nobel demostraba cómo las potencias imponen su visión de la cultura. Con Matt Damon ocurre algo parecido, parece que represente a la perfección al canon de americano medio, quizás casi nadie le elegiría para hacer una película española, simplemente por el físico. Pero no tengo ganas de meterme con Damon que ha dejado patente en suficientes ocasiones su amor por el cine.

Y ya tenemos el círculo cerrado, buen guión, equipo de dirección mítico y estrellas rutilantes, la teoría dice que debiera ser un éxito seguro. Y lo ha sido. Presupuesto 110 mm de dólares y recaudación 620 mm de dolares. Mission accomplished. (Decía antes que la fórmula parece sencilla, pero no lo es, porque el mismo Ridley Scott se marcó el Reino de los Cielos bajo estas premisas y es bastante más chasquete, aunque siguió recaudando su pasta $200mm).

 

Captura de pantalla 2016-03-27 a las 21.44.23

 

Por comparar dos películas que tratan sobre astronautas que se quedan atrapados en el espacio. Gravity no es eso. Gravity es la historia de un director que tiene una idea suya propia, una especie de sueño, aprovechar el 3D para contar una historia del espacio como una nunca antes se haya contado, donde el espacio realmente se palpe. Gravity es honesta en sus planteamientos. Por el contrario todo el mundo recordará como planta patatas “The Martian”, pero nadie recordará sus imágenes.  No hay drama en The Martian, es un enorme episodio de Mcgiver… del Equipo A,… es otro producto de ese extraño vínculo que une al cine y al bricolage.

Reconozcámoslo, es un hecho inverosimil la frecuencia con la que se utiliza en el séptimo arte el recursos de construcciones astutas para que los personajes consigan escapar sanos y salvos de los peligros. Sin ir más lejos  en toda una superproducción como fue “Skyfall” de la saga de James Bond, la película acaba igual que cualquier episodio vulgar de aquellas míticas series, llenando un casa de trampas caseras. En 1982, Conan el bárbaro (guionista Oliver Stone) termina como una emboscada en el cementerio donde el mítico Cimerio ha instalado diversos mecanismos para defenderse de los malvados guerreros de la serpiente; casualmente en 1982 también se estrenó otra película que marcaría época, First Blood (guión entre otros de Stallone basado en una novela), en este caso, toda la mitad de la cinta está basada en las trampas que tiende Rambo. ¿Coincidencia…?¿Mano negra…? ¿Aliens? Hay cientos de momentos de bricolage en el cine hasta donde menos te lo esperas, si volvéis a ver “Mar Adentro”, hay un momento trepidante en el que diseñan y construyen una silla de ruedas en el que sólo fala M.A. Barracus soldador en mano… ¿cómo se construye un bomba lapa antitanque? Todo el que haya visto el final de “Salvar al soldado Ryan” lo sabe, basta coger un calcetín de reglamento, verter el contenido de varias granadas de mano y untarlo de brea para que se pegue… Pero si hasta hicieron la versión para niños con “Solo en casa”…

tarantino

Seguro que como siempre, las respuesta más sencilla, sea la correcta y tan sólo se trata de un recurso estilístico, como las películas de grupos en el que cada componente tiene una habilidad especial, o los planes perfectos para atracar bancos. O quién sabe, quizás sea algo intrínsecamente relacionado con la evolución del cerebro del Homo Sapiens que durante centenares de miles de años tuvo en su afán de manipular objetos el secreto de su supervivencia. Sea por el motivo que sea, ya hace un par de años me asaltó la misma pregunta… Alguna vez tuvo que ser la primera, alguien tuvo que ser el primero en utilizar este recurso estilístico… yo rebusqué en mi memoria (porque es algo cuasi imposible de preguntar a google) y estaba claro que aún antes del cine, en la literatura ya había ejemplos…  al final, después de darle vueltas durante todo este tiempo, no soy capaz de localizar ninguna influencia anterior a Robinson Crusoe (1719). La celebérrima historia en la que un náufrago abandonado en una isla desierta comienza una lucha por la supervivencia basada exclusivamente en su capacidad para construir artilugios, inventos ingeniosos, cultivar la tierra, y otro largo etcétera de bricolajes varios, que le permite enfrentarse a los piratas, tener casitas de verano e invierno, cultivar vides… 

Por tercera vez me justifico en este artículo, no es que este abogando por la desaparición completa del Brico-cine, pero por favor que ya no crean que engañan a nadie, cuando no se sabe como solucionar/terminar una trama, recurrir a los “inventitos” está un poquito visto la verdad.

(Ahora que termino me da por pensar, ¿Cuál sería la primera obra de grupos con capacidades especiales?… Los 3 Mosqueteros? Jason y los Argonáutas… hay que remontarse a antiguo me temo…)

Comments

comments

7 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Javitxutxi

    La odisea de Homero, creo yo antes de robin, sin spoiler, es para mí la primera gran mcgiberada

    1. Javitxutxi

      Por el caballo de Troya claro.

      1. Antiloo

        Y si lo del caballo de troya también lo pensé… pero es que no hay ese regodeo en la construcción al que me refiero… ese momentazo rambo pelando estacas con el cuchillo,… ese estar todo el rato construyendo que pasa en The Martian… lo que importa en el bricocine tano casi como el desempeño de las trampas es la construcción de las mismas…

  2. AtA

    Bueno hay muchas cosas asi que se olvidara responder a todo, primero Tarantino el hombre que todos los frikis antisociales quieren llegar a ser, capaz de llevar su frikismo al exito mas absoluto, indiscutiblemente sus dos primeras películas son las mejores, pero para mi Kill Bill es la mejor y no estoy de acuerdo con lo de la venganza, en la primera película estas deseando que la novia se cargue a Bill, en la escena de la iglesia demuestra lo cabrón que puede llegar a ser, lo que pasa es que luego llega la segunda parte y vemos la otra cara de Bill y decimos pobrecito y si hasta buen padre, lo cojones es un puto sádico bipolar al igual que el tarao de su creador. Pasando a otras películas suyas los Bastardos pese a parecerme a mi un pufillo hay que reconocer que tiene momentazos que la hacen grande, eso si un verguenza que salgan lo bastardos. La ultima no la he visto asi que no coment.

    Tema productores Tarantino, hacia la mitad del articulo hablas del cine honesto, y Tarantino debería serlo por que creo que los productores le dejan un poco hace lo que le salga de las pelotas, igual esta soltero porq antes de dormir la pareja le dice que película es muy larga, Eso sin tener en cuento que pelicula Tarantino = Ganar Pasta.

    El Marciano, peliculón y una mala comparación con Gravity, que si que todo lo honesta que tu quieras, pero le quitas el el 3D y es una cagada, El Marciano es divertida de principio a fin y muy correcta, ¿peli de palomitas? si y que, mira Batman V Superman palomitas y un puto coñazo, a mi lo de ser honesto… solo con eso no vale, es mas no creo que el exito de gravity tenga que ver con el estreno del Marciano, como ya comentas la novela fue un exitazo.

    1. Antiloo

      que sí, que los productores le dejan hacer… pero coño que alguien le ponga las cosas firmes, debieran ser todo peliculones. Es una cuestión de sensaciones, pero a mi Kill Bill (que me encanta) la venganza no me la creo…

      la comparación entre Gravity y The Martian, creo que es lógica por lo que decía, astronautas abandonados en el espacio y encima se han publicado con dos años de distancia… que The Martian mola y es graciosa, no lo pongo en duda en ningún momento, que no es película como Gravity me reafirmo… Gravity tiene una idea en su conjunto y es palpable… el otro creo que es un remizclije de cosas de muy buen rollo pero claro, es que casi no llegas ni a tener tensión con que algo vaya a pasar mal… como en un programa dela TV, nadie duda de que el presentador acabará montando el armario…

      Entonces si no hay drama, The Martian qué es? comedia? Como comedia está bien, le haría falta ser mas graciosa.

      Insisto que la película me gusta, pero está claro que es un producto de Hollywood, como si fuera un juguetito jeje y eso que alma tiene sin duda por la novela. Y no solo por eso, por la adaptación del 3D al espacio Gravity será recordada, que ya es bastante como uno de los mejores 3D junto con Avatar… (digo esto porque la honestidad de productos no es la misma… tendrías que ver el 3D de The Martian, no dice nada).

      Ahora que lo pienso Gravity siempre ha tenido muchas criticas por las desgracias que ocurren todo el rato (por lo menos es corta),… no veo a la gente meterse igual con el renacido que son dos horas y pico de gravity por el Oeste.

  3. AtA

    Y el Arca de Noe?

    1. Antiloo

      descargando una biblia estoy, igual estamos frente a un hallazgo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: