«

»

Ene 20

Proyecto Exitium Z de Fernado Cabeza

Proyecto Exitium Z

Es una verdad universalmente reconocida, que desde hace ya bastante tiempo, la temática zombie se ha expandido sin control como si tratase de un auténtico virus. No se si comenzó con los cómics The Walking Dead, las novelas Guerra Mundial Z de Max Brooks o la película “28 Días Después” (2003), lo más seguro es que fuese un suma de todo pero la película de Danny Boyle tiene peso innegable dentro de este grupo. Para empezar, el tipo de zombie que se nos mostraba era muy distinto a los que nos tenía acostumbrados el grandísimo Romero. El clásico zombie lento y torpón dejaba paso a verdaderos monstruos atléticos, que actúan como si estuviesen poseídos por el mismísimo diablo. Por otro lado, por primera vez se le daba una explicación diferente al clásico origen de estos seres, la causa de su existencia ya no eran ni magia vudú, ni productos radiactivos, ahora el causante era virus. No sé si la gran aceptación de la película vino motivada por el hecho de ser europea o simplemente, porque se salía un poco de la mitología típica de este género, lo cierto es que realmente “28 Días Después” no inventó nada, ya que esas ideas ya se habían usado en otros muchos productos con anterioridad como en el videojuego “Resident Evil“, que estrenaría película propia en 2002. Aunque quizás, dado que ésta última iba dirigida a un público de alta graduación friki, no pudo lograr ni la expansión ni el éxito, que “28 Días Después” si consiguió suscitar (eso, si no tenemos en cuenta que la calidad de Resident Evil dejaba mucho que desear).

Proyecto Exitium Z

Hasta ese momento el hábitat natural de los zombies era el cine y casualmente, no fue sino justo en ese mismo 2013 cuando gracias a  Robert Kirkman y a Max Brooks, el género consigue abrirse paso a través de nuevas formas de expresión. El primero, con su afamado comic “The Walking Dead”, que hoy en día es un éxito de masa, pero que, en esos años, sólo unos pocos teníamos conocimiento de la existencia de esta joya, debido a la injusta fama que sufre el mundo del comic (si no está copiado, no puedo pasar por alto, la coincidencia asombrosa de que la obra de Kirkman comience exactamente igual que “28 Días Después“). Más suerte (al menos inicialmente) tuvo la novela Guerra Mundial Z de Max Brooks. En ella se cuenta una Guerra mundial contra los Zombies narrada atreves de entrevistas a los supervivientes, pasando por diferentes épocas del conflicto, desde el paciente cero hasta 10 años después del fin de la guerra (su versión cinematográfica es una auténtica vergüenza). Si “28 Días Después” dio lugar al nuevo auge del género zombi en el cine, no fue sino, hasta el éxito de Guerra Mundial Z y la gran cantidad de novelas que se publicaron a continuación, que podemos hablar de un verdadero movimiento literario Zombi (transcendiendo incluso hasta al género steampunk). Un tipo de novela, que hay que reconocer que se nos da bastante bien a los españoles, siendo Apocalipsis Z de Manel Loureiro y Los Caminantes de Carlos Sisi nuestras obras más destacadas hasta el momento.

Pues precisamente, a través de Facebook, nos cruzamos con Fernando Cabeza, autor de la novela “Proyecto Exitium Z”, que como ya adivinaréis, es de temática zombie. Muy amablemente, hace unos meses nos regaló un ejemplar, y ese el verdadero motivo que nos trae hoy aquí.

Proyecto Exitium Z

Conversando con el autor,  me  comentó que “Proyecto Exitium Z” es una historia con un inicio clásico y con un final diferente. Y así es. La novela comienza con la clásica historia lineal de este género, expansión de la epidemia, resistir primeros días en viviendas habituales, necesidad de salir por víveres, viaje, creación de grupo… en todo esto hay que decir que nada sorprende ni aporta nada nuevo, es más tiene mucho parecido con otras novelas en especial con Apocalipsis Z. Ambas obras desarrollan su acción en Galicia, los personajes son similares. Incluso podría decirse que se trata una historia paralela que sucede en el mismo mundo pero con protagonistas diferentes. Aunque esto realmente da un poco igual. Si quieres ser original en una historia de Zombis, igual que si se tratara de un libro de fantasía, un comienzo clásico, es una forma de asegurarse el éxito, si no lo más probable es que la cagues como se ha visto en otros muchos productos (sirva como ejemplo la película española Extinction).

Proyecto Exitium Z

Siguiendo este esquema, hasta la mitad de la novela, el mundo en que nos movemos nos resulta absolutamente familiar, los protagonistas son personas normales, no son militares, ni policías, ni hombres con capacidades especiales que le faciliten la supervivencia en un apocalipsis. Al contrario de lo que pueda pensarse instintivamente, este enfoque facilita que te familiarices y te identifiques con los personajes, consiguiendo hacer que te sientas partícipe de sus experiencias. Mientras se nos presenta el día a día del “héroe” principal, la epidemia mortal va haciendo su aparición poco a poco. Primeras noticias sobre un extraño suceso que tiene lugar en algún país africano, durante los días siguientes se va repitiendo, cada vez va extendiéndose por mas y mas territorios, hasta que se desata el caos total, evacuación de ciudadanos, televisiones y radios que dejan de emitir hasta llegar al aislamiento absoluto. No me gusta demasiado la facilidad que tiene el protagonista para sobrevivir los primeros días, un congelador repleto de comida congelada y acceso a un pequeño generador, demasiadas coincidencias que hace que la situación sea poco creíble.

Una vez superada esta reticencia inicial, resulta una lectura de los más interesante y divertida. Llamadme loco, pero durante los días siguientes a la lectura de la expansión, cuando entraba en el periódico me esperaba algún tipo de noticia sobre algún extraño virus en el sudeste asiático. Tras esto llegamos a la presentación de los Hefes (no sé qué problema hay hoy en día en llamar a las cosas por su nombre), en este caso el Zombie elegido seria el similar al que podemos ver en “El amanecer de los muertos” de Zack Snyder, que podríamos clasificarlo en un punto intermedio entre el Zombie lento y torpón de Romero y el atlético de “28 Días Después“. Es decir, seres cuyas funciones están muy limitadas. No son capaces de abrir puertas ni manipular objetos, se encuentran en una especie de trance  pero en el momento que detectan vida humana el ansia se apodera de ellos, lanzándose ferozmente hacia su objetivo y sin cesar en su empeño de acabar con su presa. Llegados a este punto, la principal peculiaridad de estos seres consiste en una especie de quinto sentido, gracias al cual son capaces de detectar la cercanía de un humano, aunque no sean capaz de verlo ni oírlo. Habilidad que en ocasiones, produce perfectamente el efecto deseado, y que sin embargo en otras, te deja cierta sensación de que el autor la emplea a su antojo, usándola cuando le interesa y quizás (para los amantes de la verosimilitud), olvidándose de ella cuando no le conviene.

Proyecto Exitium Z

Una vez presentados todos estos elementos, emprendemos frenético y emocionante viaje con el protagonista donde la acción no cesa. Aparecen nuevos personajes, se suceden las acciones de alta tensión no apto para cardíacos y se nos presentará a los enigmáticos Zetas lo que para mí sin duda es lo mejor de la novela. Fernando Cabeza inteligentemente decide introducir una segunda amenaza, los Zetas, un grupo de élite militar que parece actuar según sus propias normas y que lejos de ayudar a la población, representaran una amenaza mucho mayor que los zombis. Desde la aparición de este grupo todo el interés se centra en ellos, dejando en un segundo plano a los infectados, los humanos se convierten en la verdadera amenaza de la historia.

Con la aparición de estos Zetas llega realmente el clímax de la historia, conoceremos la verdadera explicación de toda la infección así como el final de la misma, algo que suele hacerse muy poco en este tipo de productos, dada la dificultad de hacerlo creíble. En Proyecto Exitium Z este desenlace se ejecuta  a la perfección, quizás, por poner una objeción, sea algo predecible. Tal vez el problema sea que coincide con la misma explicación que se da en otro producto existente de la misma temática.

Resumiendo.

Lo mejor. Está muy bien escrito. El libro tiene buen ritmo, así como varias situaciones que te ponen el corazón en un puño. Resulta un acierto que el autor vaya una paso más allá y cuente una historia de Zombies con un final más o menos cerrado,  guste más o menos el resultado. Me gusta mucho la idea de los Zetas y lo bien manejados que están. Lo mejor de la novela sin duda. Desde NSF solicitamos a Fernando Cabeza un Spin-off centrado exclusivamente en ellos.

Ahora lo malo. En ocasiones, resultan un poco excesivas las descripciones técnicas que se realizan sobre los vehículos, armas, etc.. El protagonista se maneja ciertas situaciones con demasiada facilidad (el citado generador, el congelador lleno de comida…), y en algunos momentos del libro, hay tramas muy interesantes que no terminan de concluir a la altura de las expectativas que generan..

Si tuviera que puntuar la novela (cosa que excede mi cometido), mi corazoncito le pondría un notable, ya que yo he disfrutado enormemente con su lectura (llamadme vicioso). Aunque siendo realista, dado el extenso catálogo de obras zombis que existen en la actualidad, Proyecto Exitium Z tiene que competir con rivales muy duros por lo que puede no atrapar a todo el mundo. Una novela recomendable, sobre todo para personas que no sean grandes consumidores de productos Z, que podrán gozar de muchas de las situaciones típicas que se viven en este tipo de historias y además serán sorprendidos con un final impactante y “novedoso”. Si eres un aficionado “acérrimo” al mundo zombi, la novela no te defraudará, una historia más con la que poder divertirse y en la que encontraras buenos momentos para compartir en cualquier típica conversación apocalíptica entre colegas.

Se puede adquirir la novela en formato digital en Amazon 

Web oficial http://www.proyectoexitiumz.com/

Facebook https://www.facebook.com/proyectoexitiumz/

Twitter @proyectexitiumZ

 

Comments

comments

9 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. José Antonio

    Hola!, tengo el libro y puedo aprobar q es cierto todo lo q nos cuenta la noticia, tengo que decir que es una excelente novela y q atrapa por que no deja de sorprenderte más y más . Esperamos con ansias el desenlace de la historia en el próximo libro.
    Saludos desde Huelva ✌☺

  2. Javitxutxi

    No entiendo por qué no te crees esta parte, en Galicia lo mas normal del mundo, eso, y unas cientos de centollas en la piscina de casa escoltadas por cantidades ingentes de percebes, “un congelador repleto de comida congelada y acceso a un pequeño generador, demasiadas coincidencias que hace que la situación sea poco creíble”. En Galicia no hay que preocuparse de los Zombis si no del ácido Úrico.

    Cogemos un poco de zombis lentos, de los rápidos, un poco de resident evil, del ejercito de las tinieblas, sazonamos con mas referencias a videojuegos, buena fotograía, música acorde, alguien al que odiar y alguien al que amar, se cuece todo junto en una peli low cost, te vas a Australia y sale Wyrmwood: La carretera de los muertos.

    Hablar de esto bien se merece o un Vblog o un podcast 😀

    Saludos desde una estación espacial Rusa.

  3. AtA

    Te compro lo del Vblog, y aun tengo pendiente por ver Wyrmwood, de esta semana no puede pasar.

  4. Maeloc

    Aunque la reseña es especialmente noble (por bien intencionada) y está muy bien escrita, se nota que el reseñante no es gallego, cuando dice que la novela pierde verosimilitud por, cito sus palabras textuales, “la facilidad que tiene el protagonista de sobrevivir los primeros días [con] un congelador repleto de comida y [gracias al] acceso a un pequeño generador”. Aunque al administardor del blog esto le parezcan coincidencias forzadas que hacen que la situación sea poco creíble, rompiéndose así el sacrosanto principio de verosimilitud, tengo que decirle muy cordialmente que el concepto de verosimilitud literaria, aparte de cambiar con los tiempos, depende mucho de las formas de cultura y en la cultura gallega es un clásico tener en las casas rurales, y no tan rurales, enormes congeladores repletos de comida (principalmente carne y marisco), que pueden llegar a suponer, sobre todo en las casas aldeanas alejadas de los núcleos urbanos, el suministro alimenticio de un año. Como la empresa suministradora de electricidad, UNIÓN FENOSA (más bien debería de llamarse UNIÓN PENOSA), obsequia a los gallegos con apagones periódicos que pueden durar días, los congeladores -verdaderos arcones eléctricos- tienen que ser alimentados con generadores particulares, para que, llegado el caso -que llega todos los años- los alimentos no se pierdan. Si esto no es verosímil para un no gallego, ahí va una noticia de prensa del año 2009 (hubo, todo hay que decirlo, un gran temporal): “5000 abonados [a UNIÓN PENOSA] continúan [depués de varios días] sin suministro eléctrico en varias comarcas de A Coruña, los vecinos compran generadores [a precio de oro] para salvar el marisco y la carne de sus congeladores”. Como estos apagones se repiten cada año, los gallegos, que no se caracterizan precisamente por ser reivindicativos, protestones o protestantes, optan por comprar generadores para alimentar sus arcones eléctricos, cuando la empresa suministradora, UNIÓN FENOSA, se transforma en UNIÓN PENOSA.

    1. Javitxutxi

      Si el autor es medio Gallego, solo que ya no se acuerda.

    2. AtA

      Puedo esta de acuerdo contigo pero si has leído la novela sabes que la situación no es como la planteas, en primer lugar el tema de la comida, no tiene el congelador por un tema de aprovisionamiento sino una barbacoa que van a tener en casa de un colega y le ha pedido el favor que guarde la comida hasta el fin de semana, y en cuanto al generador, estamos hablando de un edificio, no de chalets o fincas privadas, dudo que los gallegos que vivan en edificios tengan muchos generadores para casos de emergencia, otra cosa seria que el propio edificio este dotado de un generador de emergencia para todos los vecinos, pero vamos que son pequeños detalles.

      1. Javitxutxi

        No acbais de acordaros del todo, podeis repasar su idea original en su blog, esto es lo que fue grande a demas de libros, pero vamos…En cuanto a la luz http://mundocadaver.livejournal.com/2006/01/03/ aqui es cuando compra todo http://mundocadaver.livejournal.com/2006/01/04/

        1. AtA

          Pero Javitxu no hablamos de Apocalipsis Z, estamos hablando de Proyecto Exitium Z

          1. Javitxutxi

            Pues también es verdad, y mira que sean ambas así….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: