¿Por qué todos los remakes son de los 80s?

No voy a ser yo el que constate que hay una nueva fiebre ochentil nostalgica que ensalza los 80 por encima de todas las cosas, (Super 8, Stranger Things, Ready Player One, etc.) Esta tendencia es particularmente llamativa en el cine, dado el número de remakes de películas rodadas en esa década o de proyectos de remake que no paran de publicitarse. ¿A qué se deberá este fenómeno?

El otro día, cuando mi cabeza reparó en esta idea, repasando mentalmente todos los grandes “hits” me parecía que todo era perfectamente remakeable. ¿A qué podría deberse este fenómeno?

Ya, ya puedo imaginarme lo que estáis pensando. Normal que si mi infancia fue en los 80’s, todas las películas de los 80’s me parezcan cojonudas para ser objeto de remakes (Karate Kid, Robocop, Gremlins, E.T., ….)

Pero eso no tendría mucho sentido, la infancia de la mayoría de los autores han coincidido con otras épocas y sin embargo, no hay tal abundancia de remakes de los 60’s o los 70’s (qué son las otras décadas naturales de fijarse para hacer remakes ya que correspondería a la infancia de los creadores de hoy en día).

Vamos a darle una vuelta. 


Ahora que Hollywood se está quedando sin ideas (parece que esta frase lleva repitiéndose desde que se inventó el cine), haya aparecido esta moda de fijarse en el pasado para reinterpretar las antiguas historias de nuestra niñez, haciéndonos a toda una generación de repente protagonista del siglo XXI, sin embargo, tratándose de negocios y teniendo un pasado tan extenso, por qué volcarse en los 80’s? Por ejemplo, es de sobra conocido que Georges Lucas se inspiró en los viejos seriales de aventuras de los años 40 para crear Indiana Jones y/o King Kong es de 1932 y periódicamente hay versiones recurrentes cada 15 – 20 años. 

Probablemente haya varios motivos y el principal de todos, es que los 80s hubiera un cambio de paradigma en lo que al cine se refiere. 

Esto en sí, no es nada nuevo. Bata fijarse en las dos décadas anteriores los 60s y los 70s, donde también hubo otro cambio bastante sonado. A principios de los 60s el mundo occidental sufrió una liberación en muchos aspectos, el viejo orden cayó, hubo un aumento de las libertades, y los jóvenes del mundo pasaron a ser los absolutos protagonistas. Básicamente, habían llegado los hippies! El mundo del cine, también tuvo su pequeño tsunami particular,  el sistema de estudios del Hollywood dorado cayó en decadencia y en su lugar, los autores/creadores independientes pasaron a cobrar protagonismo y a gozar de una libertad sin precedente. De repente todo se vuelve muy innovador, muy intenso y, dependiendo de quien sea el que lo juzgue, bastante chapas. Vamos, lo que vulgarmente se conoce como cine de arte y ensayo.  

Si le preguntas a google cuales son las mejores películas de los años 70, te contesta, La Naranja Mecánica, El Padrino, Tiburón, Taxi Driver, Annie Hall, El exorcista, Alguien voló sobre el nido del Cuco… Y si le preguntas a google por los 60s, su respuesta es: 2001 Odisea en el Espacio, Psicosis, El graduado, El Planeta de los Simios, Doctor Zhivago, Cowboy de Medianoche, la Gran Evasión….

Pfffff… pensadlo bien por un momento, es casi imposible pasar una infancia/niñez con nostalgia de esos títulos. Es general es cine para supuestos adultos. 

Sin embargo como todo cambia, después de 20 años de sesudas libertades creativas, surge otra nueva forma de entender el cine se apoderó la época. Y al igual que otros muchos ámbitos culturales (por ejemplo el pop/rock se vuelve bastante más desenfadado y de cosas como el “The Wall” de Pink Floyd se pasa a Michael Jackson) , “la protesta de la juventud” quedó de alguna forma pasada de moda y después de años de intentar cambiar el mundo, parece que el interés de los artistas se fueron por otros derroteros, mucho más despolitizados y mas liberados para contar otro tipo de cine, con mucha más género de fantasía, más ciencia ficción, y porque no decirlo, por primera vez, situaciones donde los niños ganan y no niños mitológicos de un pasado remoto, como Huckleberry Flynn o la niña de Lassie, no, auténticos niños contemporáneos, con juguetes cojonudos y neveras americanas. 

Además, a raíz de diversos éxitos de taquilla, tipo Guerra de las Galaxias, esa parte del cine entendido como una industria, también les da la razón. Entonces incluso los grandes estudios y el dinero se vuelcan en esa nueva forma de concebir el entretenimiento. Podemos decir, que primera vez en la historia, la élite de Hollywood se centra en la infancia/adolescencia como público objetivo. Que es el gran cambio de paradigma de los 80s.

Si uno busca en google películas de los 80s, el buscador arroja títulos como E.T., Gremlins, Goonies, Cazafantasmas, Terminator, Robocop, Conan, Dentro del Laberinto, la Historia Interminable, Regreso al Futuro, Cuenta Conmigo, Arma Letal, Jungla de Cristal… 

No es sólo que sean películas de nuestra infancia, es que cuando no son películas deliberada e intencionalmente pensadas para niños, son películas con un marcado carácter lúdico, muy diferente en su intención a las películas de las décadas anteriores y que claro, llama enormemente a ser revisitadas en cualquier época, porque ya se sabe, el cine se está quedando sin ideas!!!

Comments

comments

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: