«

»

Ene 16

Instrucciones de Neil Gaiman y Charles Vess

InstruccionesNunca me hubiera imaginado que buscando en google un libro de poesías infantiles diera con el poema Instrucciones de Neil Gaiman. Debo reconocer que no soy muy conocedor del trabajo de este guionista fuera del mundo del comic, era consciente la existencia de las que pueden ser sus novelas más famosas (American Gods, Stasdust, Neverwhere…) y muchas de estas las he conocido más por su adaptación  al comic o al cine  que por su medio original.

Instrucciones  es una poesía corta publicada inicialmente en The Wolf at the Door donde Neil Gaiman nos da un manual corto pero valioso con las instrucciones que debemos seguir para viajar a un mundo mágico. A medida que recorremos el poema o el camino iremos descubriendo referencias a relatos clásicos de los cuentos de hadas  y de la mitología, algunas de estas referencias las identificaremos enseguida otras en cambio hay que ser un gran conocedor de esta literatura (como lo es el propio Gaiman) para poder situarlas. Esto le da un segundo atractivo a la obra planteando a los más curiosos un juego de búsqueda para poder conocer cada una de las reinterpretaciones y homenajes que nos plantea el autor.

Si hablamos de la poesía en si evitando lo comentado anteriormente,  hay que decir que no nos encontramos ninguna obra maestra literaria y muy posiblemente si no tuviese la firma de Gaiman sería una obra más en el olvido (aunque no debemos olvidar que se trata de una poesía infantil). El propio Neil Gaiman reconoce que no es un erudito de la poesía.

En el 2010 Charles Vess, recibe el encargo de ilustrar Instrucciones, este ya había realizado colaboraciones anteriormente con el guionista primero en The Sandman encargándose en de los capítulos relacionados con Shakespeare: El sueño de una noche de verano y La tempestad de los cuales no me canso de decir que es de lo mejor de The Sandman, más adelante volverían a trabajar juntos en Stardust.

Las ilustraciones de Charles Ves para la obra hacen que el poema alcance otro nivel, es de destacar la calidad de este hombre para dibujar seres y mundos fantásticos, gracias a él la obra gana en intensidad, te transporta de lleno a cada lugar del camino llegando a hacerte sentir protagonista. Me atrevo a decir que en esta ocasión el dibujo prevalece sobre texto dándole a este una mayor profundidad.

Más allá de esto, Instrucciones deja vía libre para que cada uno saque su propio significado y conclusiones, pero no deberías olvidar meterlo en tu equipaje antes de comenzar tu nuevo viaje o aventura.

Instrucciones

Toca el portón de madera que hay en la pared
y que no habías visto antes,
Di “por favor” antes de abrirlo,
cruza el umbral,
avanza por el sendero.
Sobre la puerta pintada de verde, un diablillo
rojo labrado en metal
hace las veces de aldaba,
no lo toques; te morderá los dedos.

Recorre la casa. No cojas nada. No comas nada.
No obstante,
si una criatura te dice que tiene hambre,
dale de comer.
Si te dice que está sucia,
límpiala.
Si llora porque se ha lastimado,
siempre que puedas,
alivia su dolor.

Desde el jardín trasero podrás
ver el frondoso bosque.
Pasarás junto a un hondo pozo que desciende
hasta el reino del Invierno;
lo que hay al fondo pertenece a una tierra distinta.
Si llegado a este punto decides dar media vuelta,
puedes volver atrás, tranquilo;
no hay de qué avergonzarse.
No por eso me sentiré defraudado.

Atraviesa el jardín para llegar hasta el bosque.
Los árboles son centenarios.
Hay ojos que te observan entre la maleza.
Bajo un sarmentoso roble verás sentada
a una anciana.
Es posible que te pida algo;
dale lo que quiera.
Ella te dirá cómo llegar al castillo.
En su interior habitan tres princesas.
No te fíes de la menor. Sigue adelante.

En el claro que hay más allá del castillo verás
a los doce meses sentados alrededor del fuego,
Calentándose los pies mientras cuentan sus cuentos.
Puede que te hagan algún que otro favor,
si se lo pides con educación.
Quizá Diciembre te deje coger fresas
bajo su manto de escarcha.

Confía en los lobos, pero no les digas adónde vas.
Para cruzar el río tendrás que tomar el ferry.
El patrón te llevará al otro lado.
( La respuesta a su pregunta es ésta:
“Si le entrega el remo a su pasajero, quedará
libre y podrá abandonar el barco”.
Pero al responderle, procura estar
a una distancia prudente.)

Si un águila te da una pluma, guárdala
como oro en paño.
Y recuerda: que los gigantes tienen
el sueño muy pesado;
que a las brujas les pierden sus apetitos;
que los dragones tienen su punto débil,
siempre, no sé dónde, pero todos lo tienen;
tu corazón está muy bien escondido,
no permitas que tu lengua lo traicione.
No sientas celos de tu hermana:
Soltar rosas y diamantes por la boca
no es menos molesto que soltar sapos y culebras:
los diamantes son fríos y duros y, además, cortan.

Recuerda tu nombre.
Nunca pierdas la esperanza: al final,
encontrarás lo que buscas.
Confía en los fantasmas.
Confía en aquellos a los que has ayudado
te ayudarán a su vez.
Ten fe en los sueños.
Ten fe en tu corazón y también en tu historia.

Cuando estés regresando, vuelve por el camino por el que fuiste.
Los favores van a ser devueltos, las deudas, saldadas.
No te olvides de tus modales.
No mires atrás.
Súbete al águila sagaz, no te vas a caer.
Súbete al pez plateado, no te vas a ahogar.
Súbete al lobo gris, agárrate bien de su pelaje.
 
Hay un gusano en el corazón de la torre;
es por eso por lo que no va a mantenerse en pie.
Cuando llegues a la casita,
el lugar en el que tu viaje empezó,
la vas a reconocer, aunque te va a parecer
mucho más pequeña de lo que recordabas.
Camina por el sendero, y por el portón del jardín
al que no habías visto nunca sino una vez.
Y, entonces, vuelve a tu hogar. O haz un hogar.
O descansa.

 

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Antiloo

    Exijo ver ese poema ya!!!!

  2. AtA

    Añado el poema para tranquilizar tu curiosidad

  3. Antiloo

    Es un gran poema; como si fuera el stranger thing de la fantasía, pero mejor; y además no me jodas: SI HASTA APARECEN LAS ÁGUILAS!!!

  4. E.T

    Merece la pena escuchar la lectura del propio Neil Gaiman, pero como dice Ata, no hay q perder de vista las ilustraciones. A mi me ha encantado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: