«

»

Dic 13

La maravillosa Ciencia Oscura de Rick Remender

No sé muy bien que nos mueve a escribir para NsF, sobre todo, cuando abunda tanta recomendación mediocre que, aunque no ofendan, sólo pueden aportar un par de detalles curiosos a la cosmogonía del entretenimiento. No lo voy a negar, en ocasiones denunciar tomaduras de pelo resulta un auténtico vicio y casi es preferible a tener que soportar las medianías. Pero no nos engañemos, no es suficiente alimento para el espíritu, por eso, cuando cae en tus manos esa pequeña gran obra de arte que es Ciencia Oscura¡hossanna! el pequeño animal de ocio que todos llevamos dentro, vuelve a respirar de nuevo.

Si te gusta la ciencia ficción en estado puro, la acción desenfrenada, los viajes interdimensionales o las paradojas temporales, todo ello salpicado por esa corriente actual del cómic americano donde los sentimientos de los personajes importan tanto como sus aventuras, !et voilá! Ciencia Oscura es tu cómic.

Ciencia oscura

Por un lado, es algo así como lo que J.J. Abrahams nunca consiguió con su Star Trek. Nadie me entienda mal, son peliculones, aunque soy de la opinión de que el becario de Spielberg no llegó a ser capaz de versionar para el siglo 21 uno de sus rasgos más distintivos de la serie. Es cierto que actualizó a una de las tripulaciones más carismáticas de la ciencia ficción (aunque sus actores estén un poco empañados de cierto efecto disney), y que dotó de dinamismo a un universo polvoriento, en el que las naves espaciales se movían al ritmo de paso de semana santa. Pero, y todo lo que se dice antes de un pero queda desacreditado, en cierta forma, el bueno de J.J. nunco supo traer a la gran pantalla ese romanticismo de la saga original por los mundos imposibles y enigmáticos, más allá de los confines de lo conocido; como decía el leit motiv  la serie, el espacio, la última frontera. Ese sentimiento no han conseguido alcanzarlo ni las dos películas originales, ni la desafortunada tercera entrega guionizada por un tío tan respetable como Simon Pegg.

Nada de eso ocurre en Ciencia Oscura.

Su guionista, Rick Remender (la verdad que el tío tiene nombre digno de cuatro fantástico), construye una propuesta de ciencia ficción fantástica donde una expedición científica  se ve  envuelta en una serie de frenéticas aventuras, muy al estilo clásico de la familia Ulises, de “Perdidos en el Espacio” o de “Valerian y Laurine” o incluso de “Rick and Morty”, donde los protagonistas cruzan todo tipo dimensiones alternativas y mundos extravagantes, devolviendote la ilusión por desconocido Además, por muy inexplicable que parezca cada situación, el guionista tiene la rara habilidad de mostrarlas con absoluta familiaridad y conseguir que el lector acepte en unas pocas viñetas realidades fantásticas y distopías, donde las reglas de juego nada tienen que ver con lo que estamos acostumbrados, por supuesto, todo esto sin darte un respiro. Precisamente en esto último radica uno de los grandes hallazgos de Ciencia Oscura: el tratamiento de la acción.

Exquisita, espectacular, desesperada.

Siempre corriendo contra el reloj, siempre luchando por la salvación en un “24 Horas” perpetuo, donde los héroes apenas tienen unas pocas horas o incluso minutos, para ser capaces de resolver cada uno de los arcos argumentales. (Inolvidable esa trama inicial que nos introduce a Grant  la historia y los personajes).

 

Ciencia oscura

 

Ciencia oscura

 

Ciencia oscura

 

Los títulos de los 3 primeros tomos publicados hasta la fecha, lo dicen todo: “Como caer eternamente”;  “Bienvenido a ningún lugar” y; “Pauta de fuga”; y así ocurre con el destino de los protagonistas que parecen permanentemente condenados a correr sin parar, sólo para repetir los mismos errores una y otra vez sin que nunca se atisbe la salvación, sólo “un caer eterno” como si de una maldición griega se tratase: el bueno siempre se equivoca, el malo siempre es malo,  los débiles siempre pagan las consecuencias… Probablemente, esa sea otra de las grandes virtudes de Ciencia Oscura, la brillante reinterpretación del mito de “Frankenstein”, o lo que es lo mismo, ese miedo innato de la humanidad ante la evolución, ante que los grandes hallazgos tecnológicos serán la causa de nuestra condena y autodestrucción.

Por último, están los personajes y la capacidad de Remender para hacerlos interactuar entre ellos, siguiendo esa nueva línea del cómic americano donde los hechos cotidianos de los héroes resultan tan importantes como sus aventuras. No es que sea algo novedoso (no queremos hacer enfadar a Stan Lee), pero con el nuevo siglo parece que se ha alcanzado nuevas cotas de madurez. En este sentido, el comic presenta magníficos arcos argumentales paralelos a la acción, donde tan entretenido es averiguar cómo consiguen escapar los protagonistas de una encrucijada como conocer qué relaciones une cada uno de entre sí, como se suele decir, sus filias y sus fobias. Según se avanza en la lectura, la historia se transforma en un pequeño cluedo cargado de zonas oscuras, donde poco a poco iremos descubriendo pasiones escondidas, traiciones, el amor y odio que gobierna la vida de sus protagonistas

Como siempre , hay que hacer una mención especial al arte ejecutado por el dibujante italiano de Mateo Scalera. Puede costar un poco al principio, sobre todo por el coloreado muy oscuro y las ambientaciones recargadas, que hace un poco complicada la lectura (y Ciencia Oscura os aseguro que tiene que leer, esto no son superhéroes), pero poco a poco se revela como un dibujo con carisma, muy dinámico y alejado de los cliches de superhéroes, sin duda el mejor compañero de viaje que podía tener la historia.   

En definitiva, no lo dudéis, a no ser que tengáis alguna obra maestra entre manos, haceros con ejemplar de Ciencia Oscura ipso facto y volver a disfrutar de los enanos que siempre fuimos.

2 comentarios

1 ping

  1. AtA

    De lo mejor que se puede leer de las publicaciones actuales, este Rick Remender tiene buenas ideas, yo no lo conozco demasiado únicamente Ciencia Oscura y su Capitan America (cuyo primer arco es bastante curioso) . Tengo bastante interes en varias cosas suyas en el punto de mira, pero me llama especialmente Fear Agent y Low. Sorprendente la cantidad de series que el tio es capaz de guionizar a la vez, si no me equivoco ahora mismo esta con 4 simultaneamente

    1. Antiloo

      Tengo pillado el primero de Low,… llevo pocas páginas; complicado de leer ingles; buen dibujo y portada espectacular.

  1. Scalped - Deseo de ser piel roja - No Somos Frikis

    […] En el mundo del comic (si te gustan los comics), cuando aparece una obra de calidad, se da la rara circunstancia en que generalmente todos están de acuerdo. Las páginas especializadas lo alaban, el boca a boca entre aficionados funciona y generalmente, dependiendo de la competencia de ese año, siempre reciben algún premio o nominación. Puede ocurrir que no te gusten los superheroes, correcto. Pero si te gustan y los vives, nadie discute un “Año Uno” de Frank Miller; puede ser que no te guste el comic independiente, no pasa nada, pero si tienes vida más allá de las mallas, nadie discute “La Liga de los Hombres Extraordinarios” o por poner un ejemplo reciente, la maravillosa “Ciencia Oscura” de Rick Remender. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: