«

»

Mar 23

American Gods de Neil Gaiman

American Gods cuenta la historia de Sombra, un ex convicto que, poco días antes de salir de la cárcel, recibe la noticia de la muerte de su mujer y su mejor amigo a causa de un accidente de tráfico.De regreso a su pueblo, Sombra conoce a Wednesday un extraño anciano experto en timos y estafas, quien le ofrecerá trabajar para él. Juntos se embarcarán en un viaje a lo largo de Estados Unidos y se verán envueltos en una guerra entre los viejos y los nuevos Dioses.

American Goods

Edición 10º aniversario

Aprovechando la próxima adaptación a serie de televisión de la novela de Neil Gaiman American Gods, me decidí a cerrar la cuenta que tenia pendiente desde hace años con esta novela. Las referencias que me habían llegado sobre American Gods eran todas muy buenas, tanto amigos, webs de referencia o redes sociales me ponían la novela como uno de los mejores trabajos de Gaiman, y por supuesto la critica profesional, quien en su día la galardonó con los tres premios mas importantes que pueden otorgar al genero ciencia ficción/ fantasía: el Hugo, Nebula y Locus, a los que hay que hay que sumarle el británico Bram Stoker, un asombroso palmarés.

El libro fue presentado en el 2001, una primera edición que contaba con 408 paginas,pero en mi caso la edición que ha caído en mis manos es una versión conmemorativa del 10º aniversario y que extiende la obra en 12.000 palabras más, edición que es la que se puede encontrar a día de hoy si decides hacerte con el libro.

American Gods es un thriller que mezcla la mitología, el misterio y la magia en torno a un viaje por Estados Unidos, y no encuentro mejor manera de describir el libro que la que el propio Neil Gaiman escribe en la introducción ” Quería que fuera de muchas cosas. Quería escribir un libro largo, raro y lleno de divagaciones; así lo escribí y así resulto. Quería escribir un libro que incluyera todas las cosas que me fascinan y me obsesionan de Estados Unidos, que son precisamente las cosas que no suelen mostrar las películas y las series de televisión”…” Con este libro no hubo medias tintas: a unos les encantaba y otros lo odian… se quejaban de que el libro no era lo bastante americano; que Sombra era un personaje con el que resulta difícil simpatizar; que yo no había entendido que la verdadera religión de Estados Unidos es el deporte; y muchas cosas más” 

En lo que respecta al argumento, veo un problema que me echa para atrás durante toda la trama: Uno de los temas principales de esta novela es que los Dioses necesitan que las personas crean en ellos para sobrevivir. Muchos de los inmigrantes que llegaron a América seguían respetando sus religiones o creencias. Cuando la gente se olvida de los mitos y leyendas de sus países de origen, emergen unos nuevos Dioses que sustituyen a los antiguos. Nuevos Dioses representados en la novela como medios de comunicación, tecnología,Internet, tarjetas de crédito, drogas… Incluso los dioses que sobreviven en la cultura contemporánea han perdido sentido. Neil Gaiman utiliza a Pascua para representar esto, Los Americanos celebran la Pascua en homenaje a la resurrección cristina de las vacaciones de cada año, ¿Cuánta gente sabe que la Pascua tiene su origen en una pagana sajona que celebra la gran Diosa madre conocida como Ostara, o Eostere?, 

American Gods

Ostara

Todo esto para mi carece de sentido porque si algo se ha podido ver en este mundo es que el avance del progreso no disminuye el fanatismo de las creencias religiosas de la personas, por mucho que avance la tecnología, la medicina o la ciencia en general hay preguntas que hoy en día no tienen respuesta y quién sabe si algún día la tendrán, mientras tanto para muchos la religión es la única cosa a la que agarrase para dar sentido a su vida. Por otro lado, ¿qué ocurre con las religiones de primera fila? en todo el libro no hace ni una sola referencia a las cinco religiones mas importantes del mundo,  Díos, Alá, Yahvé o Buda no se molestan ni en pasar a saludar en toda la obra, (de la quinta religión, el Hinduismo no me atrevo a pronunciarme dado que tiene millones de Dioses y es mas que probable que alguno haga acto de presencia). Cierto es que, en el apéndice de la edición del 10º aniversario, Jesús mantiene una conversación con Sombra pero como reconoce el propio autor nunca encontró sitio para encajarlo en la historia.

Si perdonamos esto y hacemos uso de la suspensión de la incredulidad el autor roza la excelencia en muchos aspectos, el libro indescutiblemente está muy bien escrito. El gran número de personajes que nos presenta es magnífico destacando a los antiguos Dioses. La representación que hace de ellos es fantástica, aquí Neil Gaiman está desatado y demuestra que en este campo es el mejor. Los Dioses, seres prácticamente marginados, demacrados, que viven con el recuerdo de lo que fueron antaño y muy conscientes de que su extinción es inmediata. No hay un solo Dios de los antiguos que me haya defraudado y posiblemente los lectores con unos amplios conocimientos sobre mitología hayan podido disfrutar aún más de ellos . No puedo decir lo mismo de los nuevos Dioses, en ningún momento me han ganado, no soy capaz de hacerme una imagen nítida de ellos y no me llegan a transmitir lo que representan, rozan lo absurdo en algunos momentos.

American Godos

Porta American Gods #1 de Dark Horse

Dejando de lado a los Dioses, otro punto fuerte son los personajes secundarios, me  gustan  hasta tal punto que me han llegado a interesar más las subtramas dedicadas a ellos que la principal. Todo lo relacionado con la mujer de Sombra me pareció sobresaliente aunque debo reconocer que me desconcierta el uso que hace Neil Gaiman de la magia en todo este asunto y me parece que no encaja con la fantasía que se muestra en el libro, no llego a comprender qué pretende el autor con ello, es probable que nada y solo quiera divertirse un poco. Y luego tenemos todo lo relacionado con Lakeside, posiblemente la mejor parte del libro, todo un esfuerzo por transmitir la forma de vida de la américa profunda y que posiblemente consigue o eso me gusta creer.

Y finalmente tenemos a Sombra y Wednesday; con el primero,  o bien nunca he llegado a empatizar  con el o bien es un hombre de pocas luces. El típico grandullón bonachón que termina entre rejas posiblemente por dejarse manejar por otros o incluso cumple la condena de otro hombre. No llego a creerme el amor que dice sentir hacia su mujer, no veo que sufra ni se enfurezca con su muerte y no veo que se enfurezca por la cusa de la muerte y  no comprendo sus motivaciones. A partir de ahí no me creo al personaje en ningún momento, pero es perdonable ya que lo considero estúpido. Y luego tenemos a  Wednesday como encarnación de Odin, jefe de sombra y líder de los viejos Dioses, una representación del personaje muy diferente al Odin que tenemos estereotipado, personaje del que no te fías en ningún momento, un  estafador de primera que te gana desde el principio, todas sus apariciones son brillantes. 

American Gods

Ian McShane como Wednesday

No se puede cerrar esta entrada sin hablar de uno de los pilares básicos de la novela, ¿Qué significa ser Americano?, ¿puede llegar a ser Americano el inmigrante que llega en su barca o debes nacer allí?. Gaiman , nacido en Reino Unido y residente en Estados Unidos durante bastante tiempo, mientras escribía la novela atravesó el país, visitando muchos de los lugares que más tarde reflejaría en esta obra, su intención era experimentar la cultura americana en primera persona. En la introducción del libro explica:

“Escribí el primer capítulo durante un viaje en tren desde Chicago a San Diego y seguí viajando, y seguí escribiendo, conduje de Minneapolis a Florida por carreteras secundarias, siguiendo rutas que pensé que Sombra visitaría en  el libro … Hice todo lo posible para no escribir sobre ningún lugar en el que no hubiese estado”. Gaiman escribe claramente sobre los lugares que ha visitado, estudia la cultura americana y comparte sus misterios, caprichos y diversidad. 

Resulta difícil ,por no decir casi imposible, para alguien que ni ha nacido ni vivido en Estados Unidos valorar si la forma de vida americana reflejada en el libro es la acertada, pero creo que es un gran acierto que sea un Británico,que no debería tener a priori ningún tipo de influencia, quien de su visión. Lo que si queda claro es que los americanos tuvieron diversidad de opiniones respecto a este asunto.

En resumen y como valoración final, como ya he comentado es innegable que el libro está muy bien escrito, la primera parte donde se presenta a Sombra y a Wednesday no te deja parar de leer pero luego se desinfla poco a poco, posiblemente por un número excesivo de páginas. Retoma algo el vuelo en la parte final de la novela pero debo reconocer que el desenlace de la trama principal me dejó bastante frío a pesar de sus giros y su cierta complejidad. En cambio, el final de las tramas secundarias me han encantado. Por lo tanto American Gods me deja esa extraña sensación que producen ciertos productos, durante la lectura en muchos momentos te dan ganas de abandonar el libro, se hace pesado, te aburre pero resistes por los despuntes de calidad que tiene, pero una vez finalizado la verdad es que reconoces que no esta mal, que es un buen libro, de los que hace pensar en él durante un tiempo y te hace preguntarte ¿Que sensaciones produce esta lectura a los Americanos?

American Gods

 

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Antiloo

    ” A partir de ahí no me creo al personaje en ningún momento, pero es perdonable ya que lo considero estúpido. ” jaja

    No sé, me cuesta ver a los guionistas como grandes autores de literatura. Todavía no he encontrado a ninguno. Eso no es ningún demérito en principio, ya que son grandes guionistas y por otro lado, probablemente los escritores tampoco valgan para escribir comics.

    Reconozco que no me apetece leerme 400 pgs, pero la verdad que tiene buena pint para pegarle un tiento y darse un atracon.

    1. AtA

      Pues lo que comentabamos el otro día, para mi Gaiman quitando Sandman que es una maravilla es mucho mejor escritor de libros que guionista, quitando el comentado los demas me parecen bastante flojitos.

      Como escritor de libros por ejempo Joe Hill me parece que hace unos comics cojonudisimos.

  2. j

    Buena pinta, si, esas 400 apginas no se cuanto pueden llegar a ocupar en letra buena.

    1. AtA

      Con letra buena te refieres a grande o pequeña? jeje

  3. Luis

    La novela o al menos la version televisiva toca un tema . el tema de la conciencia colectiva y de la existencia de estas entelequias Divinas , surgidas de el poder de los pensamientos humanos , pero que una vez vivos , son autonomos y crecen en poder en la medida que la gente cree en ellos , estas entidades son llamadas egregores , el fruto de la conciencia colectiva, y el mundo y la modernidad tambien forma una entelequia divina paradojicamente ateista pero no menos divina que los DIoses Antiguos aunque estos ultimos solo deben ser recordados para seguir siendo fuertes mientras que el Dios-Mundo simplemente desapareceria si fuese olvidado porque lo que determina esta existencia es , que cosa dio lugar a la existencia de la entidad ? , una idea de algo infinito y eterno ( los Dioses ) o de algo pasajero y mundano ( Señor Mundo ).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: