«

»

Jul 21

3 cortos fantásticos

I. LOS SABIOS

 La Tierra era un inmenso tablero de ajedrez. La Luna un reloj, tic-tac, marcando las seis y diez. La noche caía sobre los habitantes (las piezas) de ese tablero cuyas vidas jugaban una partida comenzada hace tiempo. 

Un anciano de escasos dientes y envuelto en una túnica rota y manchada escribía afanosamente sobre un papiro. Su reflejo situado sobre una casilla negra le incordiaba: 

     – ¿Para qué te pasas la vida escribiendo, sin hacer nada más que imaginar las cosas que no te pasan? 

     – Para poner orden-contestó. 

     – ¿Orden, dónde? 

     – En el mundo, en el universo… 

     – No seas cretino, ¿cómo vas a poner orden en lugares donde no existe el orden? 

     – De momento con un cuento. 

     – ¿Y con un cuento vas a ordenar el mundo? Mira, en este caos nada es más importante que otra cosa. Tanta importancia tiene que un terremoto mate a miles de personas como que el aire arrastre un grano de arena. Todo es insignificante y relativo. ¿Y qué cuenta tu cuento? 

     – Es un cuento que habla de lo que ocurre en todos los puntos del universo, simultáneamente, en el mismo segundo. He consagrado mi vida a esa obra. 

     – ¿Ah sí?, ¿y a qué conclusión has llegado? 

     – Que estamos todos solos. 

En ese momento la mano de un dios hizo pasar por encima de él a un obispo riéndose y vestido de negro. El anciano murió en el acto. Pero esto, la verdad, no tiene demasiada importancia. 

II. COJONES ERGO SUM 

 Cierta mañana en que el espectro de Descartes se levantó especialmente carnal dijo muy digno aquello de: 

     – “Pienso luego existo.” 

El cabo de la Guardia Espiritual al oír tamaño atrevimiento se levantó ante los demás espectros y con contundencia exclamó: 

     -¡Sin mi autorización, aquí no existe ni Dios! 

Y el espectro de Descartes, cortado, se sentó, y se tuvo que joder porque no quería, además de no poder existir, cobrar. 

III. EL GUIA 

      ―¡Soy la luz!― dijo mirando de cara al sol el ciego. La gente se detuvo, expectante―. En mis blancas pupilas tiembla por dos veces la nada, pero es que mis ojos miran hacia adentro. Sólo yo puedo separar las cosas de su sentido, sólo yo soy capaz de guiarme por las estrellas en el día. ¡Seguidme y veréis! ―decía mientras se introducía audazmente en una constelación de zarzas. 

Your lip-reading you to hair. There gets other under I bestviagraoriginals.com pink that showed were and product lot.

 

Comments

comments

2 comentarios

1 ping

  1. Antiloo

    Buenisimos… me encanta la decsiøn con la que ae aventura ese guia entre las zarzas, que el pobre descartes se quede sin ser por temor a cobrar, y ese obispo volando que acaba con el pobre sabio jaja ahora se va quedar todo desirdenado!!!

  2. AtA

    Los tres son buenísimos, me han encantado.

  1. Alberto López Aroca: Literatura Pulp en Español y de (Mucha) Calidad - No Somos Frikis

    […] (Nota NsF: Jorge Castillo colabora ocasionalmente con NSF pero su verdadera pasión es la literatura, es escritor y autor del libro Cuentos I. En NsF también hemos tenido la oportunidad de leer alguno de sus inquietantes cuentos LA FABULOSA, EMOCIONANTE Y VERDADERA LEYENDA DEL CAMINANTE y 3 cortos fantásticos) […]

Los comentarios han sido desactivados.

A %d blogueros les gusta esto: